Mi foto
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 18 de enero de 2014

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) - Martin Scorsese

Bien, aqui tenemos la película del año (pasado). Leonardo Dicaprio está relajado, se nota que disfrutó haciendo este papel. Prácticamente está en todas las escenas, si no es de estas el Oscar, tendremos que ir a cortar manos a quienes no le votaron.
Como hay tantas reseñas de esta película, creo que miles, me limitaré solo hacer unos pequeños comentarios, sobre todo, de secundarios, que también disfruté, y mucho. Sea como sea, en el cine, o en casa, ver la película. Son tres horas de diversión. De risas, engaños, drogas, sexo... Y seguimos, risas, engaños, drogas, sexo...
Aquí empieza la película, con el lanzamiento de enano. Fue una pena que no volviesen hacerlo, pero tuvieron una conversación sobre ello muy divertida. 
Pero, ¿quien acompaña a a Dicaprio en ese épico lanzamiento?. Efectivamente, Ethan Suplee,  el hermano pequeño, Randy, de la serie de televisión Me llamo Earl (My Name Is Earl). Siempre le asociaré con esta serie. 
Aparece casi en toda la película, en la de arriba está a la derecha. Pero, horror, no tiene ni una sola frase. A ver Dicaprio, en una película de tres horas de burradas y bromas que os gastábais, ¿no podía tener su frase, unas palabritas?., por ejemplo, Jordan, acaba de llegar el camello, o las putas... Yo que sé, algo.
En ésta también aparece a la derecha, en camisa y tirantes, aquí coreaba al jefe (Dicaprio), en realidad, era lo que hacían todos, además, de participar en orgías y esnifar cocaína.
El lobo de Wall Street, Jordan Belfort,  el fantástico Leonardo Dicaprio
Las mujeres aparecen en todo su esplendor, Margot Robbie, dignísima representante del sexo femenino en la película, ¡qué cuerpazo!.
Toda la película nos la pasamos en esto. Dale que pego, tomando drogas y haciendo dinero.
Esto sí que estuvo bien, ¿quién es?, Jon Bernthal, de la serie The Walking Dead. Pero qué bien estuvo, fantástico. Su papel no era de humorista, pero me hizo disfrutar tanto. Las escenas en el aparcamiento junto Jonah Hill son hilarantes.
Y para finalizar, no por ello menos querido,  Kyle Chandler, el protagonista de la serie de televisión Edición anterior (Early Edition). No me perdía ni un capítulo, cómo me gustaba, sabía que iba a solucionar el problema, llegaría antes del accidente que anunciaba el periódico, pero era una de mis series favoritas.
Kyle Chandler es el agente del FBI que persigue al Lobo, no se deja corromper por este tipo. Una de las últimas escenas de la película es para él. Cuando vuelve a casa en autobús y mira a su alrededor, mostrándonos la cruda realidad.
Matthew McConaughey solo le tenemos al principio de la película, pero sus escenas son buenísimas. Además, nos da unas clases muy interesantes de cómo funcionan los mercados que no venden nada, solo sirven para llenar los bolsillos de los brokers, es decir, los suyos.
Otro secundario de lujo es Jean Dujardin, estupendo.
Hay escenas memorables, nos quedarán en la retina durante muchos años. Estos dos, Jordan y Donnie se preparan una sesión de pastillas y termina como el rosario de la aurora. Tanto el paseo desde el casino hasta la vuelta a casa de Jordan, como la similitud de las espinacas de Popeye con la cocaína, es divertidísimo, genial, no sé como lo habrán preparado ni a quiénes se les habrá ocurrido, pero tenemos a dos Oscar como pocas veces, muy justificados.
Martin Scorsese
En otro momento hablaré de Scorsese, su genio nos lo ha dejado de nuevo. Os espero en el cine, porque de vez en cuando nos entretiene y disfrutamos. A la salida del cine un señor mayor decía a quien parecía su hijo, esta película me quitó diez años.

No hay comentarios: